No se ha podido activar Disqus. Si eres moderador revisa nuestra guía de solución de problemas.

Cuba Nuestra • Hace 12 meses

Anticatolicismo innecesario aparte, la comparación que hace el luterano César Vidal entre la antigua Yugoslavia y la actual España tiene sentido, sólo se le escapa que el verdadero pilar de el desguace español está conformado como siempre por las naciones protestantes, especialmente las anglosajonas, lo de los obispos catalanes como los vascos, es no quedarse fuera cuando se rompa el país en pedazos.

César Vidal • Hace 12 meses

Amigo de Cuba nuestra, es difícil cometer más errores en menos líneas. 1. No soy luterano. 2. Las grandes derrotas de España han venido asociadas con todo tipo de naciones. Ha habido protestantes como Inglaterra, Holanda y Estados Unidos, pero también católicas como Francia o islámicas. No la han derrotado los budistas quizá porque no llegamos tan lejos. 3. Lo de los obispos catalanes y vascos es ALTA TRAICIÓN y colaboración con los golpistas y terroristas no para cuando se rompa sino para romper. Como en Croacia, como en Eslovenia y como en tantos sitios porque la iglesia católica es una gran destructora - o lo pretende - de grandes naciones. El único estado que reconoció a la Confederación durante la guerra civil en Estados Unidos fue el Vaticano y no deja de ser significativo que los asesinos de Lincoln fueran católicos... ¡qué casualidad! Por supuesto, en el caso de España esa traición miserable y canalla, criminal y sanguinaria de una institución que encima recibe dinero del estado español es algo que no quieren ver los miembros de la peculiar institución. No hay peor ciego que el que no quiere ver

Cuba Nuestra • Hace 12 meses

Gracias Don César por su amable respuesta. Bajo el riesgo de cometer erratas agregaré muchas más líneas, para se acomoden en ellas no solo mis errores o erratas, sino también los equívocos suyos que pese a su buena fama no faltan. Comenzaré por anotar que la adoración que traslucen sus textos por la figura de Lutero y su bajo nivel de la critica que hay en ellos no solo al luteranismo sino a los protestantes en general, a los que juzgas con diferente rasero que el que usa con los católicos (cuyos vicios no son peores que los de sus hermanos de religión) me hacen pensar lo contrario. De todos modos, queda la posibilidad de que su apología permanente del luteranismo y de los llamados evangélicos sea por gusto y no por compartir sus creencias, como bien sabe, de todo hay en la viña del señor.

Ciertamente España ha sido vencida en batallas por naciones católicas o musulmanas, pero no me negará que no fueron ellas, sino sus admirados protestantes anglosajones los responsable, intelectuales, financieros y logísticos del desguace del imperio español forjado por esos Austrias (que también usted detesta), tras el descubrimiento de América por los reyes católicos. Destruyeron la pax hispana establecida entre pueblos que se odiaban, a sangre y fuego, basándose para ello, en la infiltración masónica obediente a inglaterra ( que no en la católica), en sus ejércitos de la península y del nuevo mundo, que tras acabar con el imperio en América, empobreciéndolo con respecto al mundo, desangrádolo y reduciéndolo a un puñado de republiquetas peleadas entre sí y contra los pueblos originarios.

Desde fines del siglo antepasado van a por lo mismo, primero contra los últimos vestigios del imperio, luego contra misma península, a las que estaban los norteamericanos a punto de invadir España, sin no le lanzan inesperadamente desde la metrópolis, como una chuleta a un perro rabioso, la siempre fiel isla de Cuba, traicionando así a los patriotas hispano cubanos que la defendían con todo valor tanto del anglosajón como del quintacolumnista mambí, por lo general, masón o protestante, mientras que los católicos, incluidos los sacerdotes católicos que inmolaba ante el hambre y las balas norteamericanas y la metralla lanzada desde el mar por buques capitaneados por sus hermanos protestantes contra los los muros de Santiago de Cuba, asediados por tierra por los jinetes de Teddy Roosevelt y por los los pocos protestantes y masones de la isla, sumados en masa a nuestros “catalanistas” de entonces, es decir es decir los mambises independentistas. Al final los norteamericanos, soltaron la presa no sin antes dejarnos su paniaguado y cuáquero Estrada Palma de presidente. De todo esto sabe la iglesia católica, toma nota y pone las barbas en remojo antes de que se repita la historia.

Como buen historiador que eres debes comprender las razones de los vínculos entre la mano izquierda de la iglesia y en “Independentismo”, peninsular, la cosa también viene de muy atrás, nace de la experiencia en la lucha de la iglesia contra los diferentes centralismos impuesto en España primero con la imposición de los Borbones, artífices de las destrucción de la obra cultural de las misiones, según usted comunistas, como si no fuera del comunismo primitivo del cual se liberaban aquellos pobres guaraníes, de la transformación del imperio en un sistema de colonia, facilitando así la discordia que explotará en anglosajón, luego con la entrega del país a Napoleón, mas tarde bajo la égida espadones liberales y por últimos de los politiqueros masones o socialistas que desencadenaron la tragedia de la guerra civil, ciertamente hubo una pausa durante la etapa mas ortodoxa del nacional catolicismo, más cuando el modelo avisa que va a descomponerse naturalmente volvieron a las andadas, es decir a coquetear con los separatismos, que así como ya lo hicieron en el nuevo mundo, terminar por desguazar a la vieja España.

Y no me venga con el mito del yanqui bueno en la guerra civil americana, que le inculcan al niño afroamericano en su escuelita publica, que usted sabe mucho más que eso, el intento de secesión norteamericana es exactamente lo contrario de lo que acontece hoy en España, investigue un poco ahora que anda por esos lares y descubrirá, si lee bien, que fue el último grito de independencia dado en Norteamérica contra la reconquistas inglesa, ya no con casacas rojas sino a través de la industria y la banca controlada desde ella y por supuesto los mercenarios de enviados desde Irlanda y Alemania entre ellos algún que otro personero marxista para reforzar a las hordas lanzadas Por Lincoln contra el sur tras el intento de rescatar el fuerte Sumter situado en la bahía de Charleston, es decir territorio sureño, al que se dirigía la flota federal ya en son de guerra. Aquí el tema de la esclavitud es una justificación tardía, supongo que ya lo sepa viviendo en el exilio, salvo que compre la versión más que recurrida que nos vende Hollywood. Se estaba repitiendo en Estados Unidos, la misma tragedia que poco antes se había vivido en Italia durante la guerra desatada por los masones del norte contra los católicos del Reino de las dos Sicilias. Estudie el genocidio cometido por los estados del norte contra los del sur en ambos casos y luego lagrime por el ajusticiamiento de Lincoln, que todavía espanta el oído del WASP que le rodea, pero no el mío. Y si los que se encargaron de ello fueron católicos, lo mimo yo que jamás he sido bautizado, ni pienso hacerlo, que usted, cristiano viejo y confeso deberíamos quitarnos el sombrero al unísono, en respeto al ajusticiamiento, aunque luego de llamen jesuitas (por aquello del tiranicidio) de la vieja escuela, no la de Francisco. Pero eso no puede hacerlo usted, y no por un problema de ética, sino porque su visión de la historia, como de la biblia es simplemente mítica, y no científica y porque como bien usted mismo dice:” No hay peor ciego que el que no quiere ver”, se pueden conocer infinitud de datos -por eso me gusta escucharlo aunque de vez en cuando le señale una pifia-, como ha demostrado usted con tanto libro y título universitario, y hasta pronunciar con solvencia rusa el nombre de Vladimir Ilich Lenin, pero de ahí a la organización justa de la información de modos que ella nos lleve entender la verdad de una época pasada o contemporánea, hay un gran trecho, que no se puede atravesar cargando en el morral una ideología, tan lacerante, dogmática e involutiva como es la del cristianismo protestante, cualquiera que sea la variante que usted practica.

Guest • Hace 12 meses
César Vidal • Hace 12 meses

A mi no, amigo Igor. España da de si lo que da de si. En otra nación, Iglesias estaría ya en prisión

Alfredo Val Pri • Hace 12 meses

Creo que hay otro detalle muy importante de similitud entre Cataluña y Eslovenia que no ha citado en el editorial. Eslovenia contaba con una importante cantidad de dinero en paraísos fiscales con la que creó un banco central propio y echó a andar el estado independiente (amén de otros países y entidades interesadas en financiarle). ¿Acaso no es sabido que los independentistas tienen fondos en Suiza y Andorra que han expoliado al resto de España? ¿Acaso no es sabido que terceros países y entidades privadas financiarían sin problemas a una Cataluña desde la que proyectar al resto de Europa el plan de la agenda globalista? A mi modo de ver, el problema que tiene España sólo tiene una solución, pero no se va a llevar a cabo porque requiere de valentía, algo de lo que carece el Gobierno.

César Vidal • Hace 12 meses

Amigo Alfredo, tiene usted razón

alvaro • Hace 1 año

Un dia lei que en España en 1900 habia un 65% de analfabetismo , solo han pasado 100 años dede entonces y hemos sufrido una guerra civil , una dictadura de 40 años y un estado de las taifanomias , yo diria que seguimos siendo un pais con una grave tara educativa , y ahi podria estar el germen de muchos de nuestros problemas .

César Vidal • Hace 12 meses

Una parte, amigo Álvaro

ivan • Hace 1 año

¿hay el 88% de los catalanes que quieren la independencia??
La vía Eslovenia es posible.

César Vidal • Hace 1 año

Según su referendum falso, había más, amigo Ivan, o usted se cree que el referendum esloveno era verdadero?

ivan • Hace 1 año

Seguro que no Don César, como el butifarrendum, pero creo que los independistas son muy cobardes

Pero hombre, Don César, le veo preocupado por una posible independencia de Cataluña. Pues no sabe usted lo que nos íbamos a quitar de encima. Y el dinero que nos ahorraríamos.

Pero no se crea usted nada de los faroles que se echen. Fíjese en el titular del diario EL ESPAÑOL: "Torra reclama más de 8.000 millones de euros al FLA mientras reitera su apuesta por la vía eslovena".

¿Se da usted cuenta? No parece que haya que preocuparse de la independencia, porque si deciden irse y nuestro presidente cum fraude no hace nada...¿Quién iba, entonces, a darle 8000 millones de euros a los catalufos? Yo creo que si se les reconoce la independencia, al cuarto de hora les da un telele y suplican la vuelta a España.

Solución que yo propongo: declaración del estado de sitio, toque de queda, cierre de medios de comunicación públicos, clausura de organizaciones indepes, sanidad y educación centralizados y la legión desfilando por la diagonal (autorizados para abrir fuego si alguien loquea) en homenaje al general Yagüe.

Yo creo que, por descabellada que le parezca la propuesta, sucederá como en la guerra: así como entren en Barcelona, la gente saldrá a la calle a aclamarlos, como entonces... y como en esas dos manifestaciones de más de un millón de personas que hubo hace unos meses.

La historia se repite... pero no aprendemos.

Alfredo Val Pri • Hace 12 meses

Si conceder la independencia a Cataluña, fuera el fin del problema, egoístamente yo estaría encantado, pero por desgracia sólo sería el principio de otros procesos (Vascongadas, Navarra, Valencia, Baleares...) que colapsarían definitivamente el país. No es que no se vaya a colapsar igualmente, pero muchos miserables iban a conseguir un gran beneficio si se permitiera.

alvaro • Hace 1 año

El problema no es la losa que te quitas , tambien te la quitas si independizamos a extremadura , es los millones de personas Españolas que viven en cataluña y que son Españolas , muchos son abuelos que se han dejado los cuernos por este pais y ahora no los puedes dejar tirados .

César Vidal • Hace 1 año

No tengo la menor duda de que nos quitaríamos una losa, pero no es eso lo que estoy analizando, amigo Juan Carlos